Limón III. La necesidad

/ 17.11.08 /


Jadeó quedamente e, inexplicablemente, una excitación hasta entonces desconocida se extendió por todo su cuerpo. A gran velocidad, casi con brusquedad. Como un manotazo en plena cara.

La caliente respiración de Daniel revolvía los mechones más cortos de su nuca y el calor de su cuerpo la envolvía entera. No había contacto directo, salvo el roce de sus labios en el cuello y la mano masculina sobre la suya, pero ese simple contacto era el más erótico que había recibido nunca. Una deliciosa sensación recorrió su cuerpo, endureciéndole los pezones y humedeciéndole la entrepierna.

No sabía la razón de su reacción, lo único que sabía era que quería más.

—Daniel… —era un trémulo ruego, aunque quizás había sonado como una advertencia.

—Shhh…Déjame sentirte unos minutos más entre mis brazos —la suave piel de sus labios volvió a rozar el sensible rincón detrás de su oreja. El contraste entre la suavidad de sus labios y la aspereza de su corta barba ponía en alerta cada terminación nerviosa de su cuerpo.

Ángela, casi imperceptiblemente, se apretó contra él, en una muda invitación. O quizás en una invitación en un lenguaje que sólo entendían sus cuerpos. Escuchó el profundo suspiro de Daniel tras ella.

—Joder, no sabes el tiempo que llevo soñando esto. Ya no sé si esto forma parte de una de mis fantasías o realmente está pasando —su voz sonaba enronquecida y aquel bajo susurro logró calentarla entera.

Ella tampoco sabía si realmente todo aquello estaba pasando. Daniel, el pequeño Daniel, al que conocía desde hacía tantos años, apretado detrás de ella; empujando una incipiente erección contra su trasero; confesándole que había sido la protagonista desde hacía años de sus fantasías y sueños.

Definitivamente, era algo que no podía creer.

Pero lo deseaba, en ese momento y en ese lugar.

Perdió el hilo de sus pensamientos cuando sintió una mano cálida, algo áspera, en su muslo. Una mano que ascendía con una lentitud casi tortuosa, arremangando la fina tela del vestido a su paso. Dejó escapar el aire mientras apoyaba la mano izquierda sobre la encimera.

—Te sientes más suave de lo que había imaginado —la mano seguía subiendo con excesiva lentitud—. Más caliente —su pulgar rozó la curva del trasero femenino—. Dime, Ángela, ¿eres real? —presionó su cuerpo contra el de ella, acercándola más a la encimera.

Ángela era incapaz de hablar, incapaz de juntar unas pocas palabras y formar una frase coherente. Quería hablarle, decirle cuánto lo deseaba en ese momento; pedirle, no, rogarle que deslizase la mano entre sus muslos y aliviase aquel lugar que por momentos requerían más atención; implorarle que tomase entre sus manos los tirantes pechos y atendiese sus pezones.

Pero era incapaz de articular palabra, incapaz de moverse.

Volvió a sentir su aliento en la nuca.

—Dime que eres real —sintió sus dientes en un suave mordisco.

—Daniel —hizo además de girarse, pero él se lo impidió.

—No me rechaces, ahora no —la mano ascendió, pasando por alto la unión de sus piernas y posándose extendida sobre su vientre—. Puedo sentir tu excitación, puedo olerla incluso.
Un jadeo ahogado escapó de los labios de Ángela.

—Necesito que me toques —los dedos juguetearon sobre su vientre.

— ¿Dónde quieres que lo haga? —esta vez, sus dedos rozaron la cinturilla del traje de baño, recorriendo con el índice el borde.

Ángela no respondió, presionó su trasero contra él y comprobó de primera mano cuán excitado estaba Daniel.

—Dime dónde, Ángela.

Ángela, obedeciendo, alzó la mano de la encimera y la colocó sobre la de él, sobre la que jugaba con el borde de la braguita de baño, y, dejando a un lado la timidez, la condujo a su húmedo y necesitado centro.

5 comentarios:

{ Lucila Torres } on: 18 de noviembre de 2008, 0:25 dijo...

OMG!!! SON TAN HOT!!
YA LOS EXTRAÑABA, PERO CON ESTO TENGO PARA CONFORMARME UN BUEN TIEMPO ^^ IGUAL ESTOY ANSIOSA POR LEER LA CONTINUACIÓN :3
NOS LEEMOS,
SALUDOS Y SUERTE!!!

{ Dama_Blanca } on: 20 de noviembre de 2008, 18:38 dijo...

Aaaiiiiiiinns!!! Ya echaba yo de menos a este Daniel mio....jeje. Cada día lo haces mejor, y cada día lo dejas todavía más interesante...uff!!
Creo que me voy a ir a tomar una limonada.... jajaja

Besazos fruterilla, y a seguir asi de bien!!! ^_^

{ Circe } on: 22 de noviembre de 2008, 17:41 dijo...

Espero que la cuarta entrega no tarde tanto... amossss, que no te hagas de rogar.
Como siempre, me ha gustado mucho.
Un besete (como dices tú)
Circe

{ erraol } on: 27 de noviembre de 2008, 9:16 dijo...

Hola, acabo de descubri de la mano del blog de Circe este otro estupendo, he de trabajar, pero esta tarde leeré todo lo que haya. Saludos y sigue escribiendo lo haces realmente bien.

{ Kyara } on: 27 de diciembre de 2008, 21:38 dijo...

A qué esperas para seguir?!?!?!?
Lo tuyo es dejarme siempre con los dientes largos, perraca!!!
aissss, quién pillara al danielillo, le iba a tirar yo unos cuantos limones, a ver si viene y me hace un apañico!!
jajaja
quiero máaaasss!!!

¿A quién le interesa este blog?

 
Copyright © 2010 La pluma de papel, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger